El Patrimonio Futbolístico de Londres

Pensar en Londres evoca imágenes de grandeza arquitectónica. La majestuosa Casa del Parlamento, la Abadía de Westminster y el Puente de la Torre, solo por nombrar algunos. Muchas personas pueden pensar primero en Londres por su escena de pubs por excelencia, o por la cultura primitiva de los conocedores del té. La ciudad más poblada de Inglaterra también tiene una larga historia como centro de la moda.


Impregnada de una rica historia y siendo una de las ciudades más diversas del mundo, no es de extrañar que la capital inglesa se considere un icono imprescindible en la lista de deseos de cualquier viajero. Cuando las garras de la pandemia mundial por fin se suavicen, volverá a ser un destino mundial de primer orden por estas y otras razones.


La promesa de la afición en directo y la oportunidad de asistir realmente a un partido en un futuro muy próximo está en la mente y en el corazón de millones de personas. El amor por el fútbol es motivo suficiente para empezar a soñar con un viaje a Londres y su increíble patrimonio deportivo. El pasatiempo del fútbol y la ciudad de Londres mantienen una relación simbiótica desde que se disputaron los primeros partidos de competición a finales del siglo XIX. El deporte rey se formalizó en Inglaterra a finales del siglo XIX, y Londres es considerada como la capital del fútbol inglés.

Si echamos un vistazo a la historia, los Wanderers podrían considerarse el primer "súper equipo" del fútbol inglés, debido a que el conjunto de Upper Norwood ganó seis de las nueve primeras ediciones de la Copa de la Federación. Su éxito continuado fue lo que cautivó a muchos. La pasión por el fútbol creció en los años de la posguerra, y pasó de ser un deporte que se consumía en gran medida por la radio, a dar sus primeros pasos en la televisión creando imágenes del fútbol clásico.

El equipo del norte de Londres ganó la primera división en 1951, mientras que una década más tarde se convirtió en uno de los hogares más importantes del fútbol inglés, al conseguir el doblete de liga y copa en 1961. 

Aunque, por supuesto, cuando se habla de la sede absoluta del fútbol inglés, no se puede mencionar Londres sin mencionar Wembley, y al ser éste el escenario de muchos partidos importantes -ninguno más importante que la final de la Copa Mundial de 1966-, es una auténtica catedral venerada en todo el mundo.


Londres ha sido a menudo un lugar conocido por su extravagancia y esto se encapsuló perfectamente a lo largo de la década de 1970, especialmente en terrenos como Loftus Road, ya que el Queens Park Rangers era considerado uno de los equipos más entretenidos para ir a ver. Jugadores de la talla de Rodney Marsh y Stan Bowles aterrorizaban a los defensas rivales, y fue su estilo y la introducción de la televisión en color en el Reino Unido lo que añadió otro elemento cautivador al juego inglés.

Este mismo estilo se encontraba en la opulencia en Stamford Bridge, y aunque el Chelsea sabía cómo repartir una o dos entradas duras, ciertamente sabía cómo jugar. Ganaron la Copa F.A. de 1970 por sus problemas y, un año después, el Arsenal repetiría la hazaña de su archienemigo, el Tottenham, ya que el gol de la victoria de Charlie George en Wembley aseguraría el doblete de liga y copa para los Gunners. El Tottenham ganaría otras dos Copas de la FA durante la década de 1980, reforzando así su manto como uno de los mejores equipos del país.

Esto nos lleva a la década de 1990 y a la creación de la Premier League, un acontecimiento que ha añadido otro nivel de brillo y glamour a la larga historia del fútbol londinense. La ciudad se ha convertido en un foco de atracción para los aficionados al fútbol, y en lo que respecta al turismo deportivo, el elemento añadido del continuo ascenso de la Premier League desde que se separó de la Liga de Fútbol, ha creado la génesis del monstruo deportivo que vemos hoy en día. 

La mega construcción que es el increíble nuevo estadio del Tottenham Hotspur y el cercano Emirates del Arsenal son sólo dos casas de juego que sirven de escenario al fútbol internacional. El predominio del juego no se limita al norte de la capital, ya que en el oeste se encuentra el cosmopolita club conocido como Chelsea, el Stamford Bridge, que también es un puerto de escala habitual para los que quieren probar un poco de fútbol mientras están en Londres. Si añadimos a la mezcla a clubes como el West Ham, el Crystal Palace y el Fulham, la Premier League cuenta actualmente con seis clubes londinenses en la división.

Si se combina esta presencia con el mismo número de clubes que también funcionan dentro de la estructura de la EFL (niveles dos a cuatro de la configuración de la Liga Inglesa), hay una docena de clubes londinenses para que los turistas del fútbol puedan verlos. Si los horarios le son favorables (y con los partidos más importantes de la Premier League ubicados los domingos), podría tener la oportunidad de ver al Leyton Orient el sábado y al West Ham al día siguiente.

Estamos con usted, soñando con nuestro próximo partido... el estadio, el campo de juego, las jugadas, las ovaciones, la canción, el deporte. ¿Dónde será? Únete a nosotros.

 

Conviértase en un TENLEGEND™.

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados