Abrazamos la diversidad.

Somos un equipo multicultural. Cada uno de nosotros ha experimentado de primera mano cómo al incorporar la diversidad y el compromiso intercultural se obtiene un mayor éxito, tanto personal como profesional. Hemos vivido en el extranjero y hemos disfrutado de otras culturas, eso indica que hemos estado en relación con una forma diferente de pensar, hablar, tradiciones, comida y normas sociales. Estas experiencias realmente nos han moldeado.


Creemos que sin practicar la inclusión corremos el riesgo de sumergirnos en una "cámara de eco" social en donde simplemente se repetirá nuestros mismos pensamientos e ideas de vuelta a nosotros. Y esto es peligroso... Cuando rompemos este ciclo ampliamos nuestra perspectiva y desarrollamos una visión más equilibrada del mundo.


"Las grandes mentes discuten ideas. Las mentes promedio discuten eventos. Las mentes pequeñas discuten sobre la gente." - Eleanor Roosevelt

La diversidad es la oportunidad de compartir nuevas ideas y perspectivas con otros, grandes y pequeños. Buscamos oportunidades de iluminación a través de la sabiduría y las experiencias de otros que tienen una perspectiva que puede parecer extraña, pero a su vez es única y valiosa. Los seres humanos son la especie más cooperativa del planeta, y todos forman parte de un enorme ecosistema interconectado. Estamos unidos a través de un sistema nervioso global.


Desde el principio de los tiempos, la humanidad ha estado muy interesada en adoptar y redefinir ideas, costumbres, tradiciones y creencias culturales a través del intercambio multicultural. De hecho, en lugar de ser un producto del aislamiento, somos, por nuestra propia naturaleza, un producto del multiculturalismo. El fútbol se ha beneficiado enormemente de las influencias que han llegado a ese deporte desde varios lugares: empezando por Inglaterra, pasando por Brasil, Holanda o Nigeria. El fútbol en su mejor momento es inclusivo, de corazón generoso y fundamentalmente multicultural, y se basa en valores como el trabajo en equipo, la lealtad, el mérito y el autocontrol.


Lamentablemente, en nombre de la codicia y el poder, innumerables personas de diferentes culturas y orígenes han sido perseguidas, esclavizadas y discriminadas. Muchas personas se enfrentan al racismo y la intolerancia, y no es sólo una pérdida para ellos, sino para toda la sociedad. Sin embargo, a pesar de todo, muchas de estas mismas culturas han hecho, y siguen haciendo, contribuciones considerables a nuestra sociedad.


No dependemos de organismos gubernamentales para hacer cumplir nuestra postura de decir "no" al racismo y apoyar la inclusión. Hemos vivido toda nuestra vida practicándolo. La diversidad no es un rechazo a nuestra propia cultura o sistema de creencias, sino que nos permite aprender más sobre quiénes somos viendo las cosas desde el punto de vista de los demás, y dónde encajamos en el panorama general. Hay un valor significativo en el aprendizaje desde los puntos de vista y experiencias de los demás, que a su vez construye el respeto. Al igual que en el fútbol, recibimos con agrado las influencias de las diferentes culturas y orígenes para así poder seguir creciendo, mejorando y ampliando nuestra comprensión y apreciación del mundo.

Además, cuando abrazamos la diversidad, nos abrimos a nuevas posibilidades, a la expresión creativa y a las ideas que a su vez internalizamos e incorporamos en lo que somos. Tenemos una profunda conciencia de que no tenemos todas las respuestas, y recibimos con agrado las experiencias compartidas por personas de diversos lugares, tanto dentro como fuera del campo. Necesitamos ahora más que nunca practicar activamente la inclusión en todos los aspectos de nuestra vida diaria.


Nuestra experiencia como futbolistas nos enseñó que no importaba de qué rincón del mundo eras, el color de tu piel, la clase social a la que pertenecías. Lo único que importaba era el esfuerzo que hacías para perfeccionar tus habilidades, entrenar y trabajar en equipo. Así es exactamente como manejamos esta marca, y lo que queremos que nuestros clientes, seguidores y fanáticos sientan y vivan. Esperamos que vean estos valores reflejados en todo lo que hacemos para servirles.


No importa el papel que desempeñemos en la vida, ya sea a la vista del público o en la privacidad de nuestros hogares, debemos representar estos principios. Nos incumbe a todos y cada uno de nosotros curar este cáncer de la sociedad. Todos los días, y en cada lugar.


Debemos enfrentar el racismo y los prejuicios sociales, combatiéndolos con nuestras palabras y acciones. El fútbol puede ser una herramienta poderosa para promover la cohesión social y valores importantes, como el juego limpio, el respeto mutuo y la tolerancia. Como caballeros, creemos que esto es lo más importante. Únanse a nosotros.


Conviértase en un TENLEGEND.



Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados