El fútbol es el deporte rey. Se juega más que ningún otro deporte. Su atractivo va más allá del hecho de que es el más austero: todo lo que necesitas es una pelota.

También es un camino hacia la conexión y a la comunión. Viva usted donde viva, si juega, tiene una familia. Viaje a cualquier lugar, y hará amigos para siempre. Ni siquiera necesitará hablar el idioma para comunicarse…. Basta con compartir el gusto común por el juego.

LA FOTO DE LOS ONCEDE ETON EN SUS TERRENOS. CRÉDITOS:   ARCHIVO HULTON

El fútbol es un deporte de equilibrio y respeto. El juego se juega tanto con la cabeza como con el cuerpo. Incluso con dos bandos en oposición, hay respeto. El fútbol es el único deporte en el que un jugador detendrá intencionalmente el juego si se lesiona un jugador contrario.

El fútbol es un deporte de equilibrio y respeto. Se juega tanto con la mente como con el cuerpo. Incluso con dos partes enfrentadas, existe respeto. El fútbol es el único deporte en el que un jugador deja de jugar si un contrincante se hace daño. El futbol transciende la clase, la religión, el género y el estatus económico. Como deporte, encarna una gran cantidad de emociones: de alegría a congoja, de anticipación a asombro. En campos, canchas y patios de juego de todo el mundo, se desarrolla haciendo a los aficionados vivir y revivir los mejores momentos de creatividad y genialidad. Y los mejores son coronados “números diez”. Es ahí donde creamos viejas y nuevas leyendas.

El futbol realmente es un hermoso juego.